25 octubre 2010

Somos los arquitectos de nuestra propia destrucción

Mis padres siempre dicen: "Épocas pasadas, siempre fueron mejores" y la verdad creo que no pueden estar más erróneos porque Dios es muy grande.

Me encanta esta época. Me encanta la inmediatez del acceso a la información, de como twitter achico aún más el mundo [si es que eso era posible], de como FaceBook [aunque no sea gran fan] acerco de alguna manera a toda la gente y de como las cosas suceden ahora y en el momento que yo quiero.

Bye con la época de esperar al periódico del día siguiente o equis noticiero de cierta hora en la televisión.

En general creo que mi generación fue la más beneficiada en este proceso evolutivo; aún jugamos en la calle usamos enciclopedias físicas para hacer nuestras tareas, los mixtapes, las revistas impresas, aprendímos a escribir rápido en el teclado gracias a las máquinas de escribir y no gracias a los chats. Y pues bueno, luego llegó la era digital y creo que fué relativamente fácil adaptarnos para nosotros, a diferencia de la generación X.

Aunque bueno, aún falta el siguiente paso lógico en la evolución, la inteligencia artificial y el principio del fin de la humanidad.

Ojalá que a mi no me mate un robot encolerizado.