20 octubre 2010

Compactos

Jamás voy a dejar de disfrutar el poner un CD y oirlo de principio a fin. Es una sensación que el mp3 no puede igualar. Pero bueno, no me malinterpreten, también me encantan los archivos de audio comprimido. De hecho, me hace gracia cuando me dicen que soy "anticuado" por seguir comprando compactos; pero yo creo que ambos formatos pueden coexistir.

Si no conozco mucho al artista o es algo nuevo, pues lo consigo (por así decirlo) del internet; si me gusta mucho, compro el disco físico y voilà.

En cambio si es un artista que me gusta mucho o un disco que ya sé que es bueno, automáticamente lo compro y después de ahí obtengo los archivos.... Bueno, en el dado caso de que no se haya colado antes de su estreno en el internet ja!.