03 noviembre 2011

Recuento de daños.

Siempre digo que algún día regresaré a escribir de manera habitual en este blog. La verdad es que twitter me atrapó [como a muchos otros compañeros bloggeros], siempre es mucho más fácil expresar sólo 140 caracteres.

Pero bueno, el asunto aquí es que aún no estoy decidido a dar por muerto este sitio en el que tengo casi ocho años desahogándome y que dicho sea de paso, me ha entregado a 3 de mis mejores amigos.

Varias cosas han pasado desde la última vez que me pare por aquí, pero sólo una ha sido la más importante: ¡Cumplí 30 años!. Llegué al tercer piso y la verdad es que me daba algo de "miedo" [por así decirlo] y no sé por qué, si me siento exactamente igual que cuando tenía veintitantos Jajaja…

Lo segundo más importante que me ha pasado estos meses es que como varios me lo auguraban, mi estilo de vida termino pasándome factura. Mi sobrepeso y tabaquismo hicieron estragos en mi condición cardiaca; terminé enfermándome de miocardiopatia [acompañado de una severa infección en los pulmones], que a grandes razgos consiste en un agrandamiento del corazón y obvio, una fuerte amenaza de muerte prematura debido a un evento "fulminante" [palabra elocuente utilizada por mi cardiólogo].

Para no hacer el cuento largo, obvio la solución era bastante clara: dejar de fumar, dejar de comer en exceso y hacer ejercicio.

Este mes, cumpliré cinco meses sin probar siquiera una bocanada de tabaco, nada de nada. La verdad es que ni yo me la puedo creer, sobre todo siendo un consumidor tan frecuente y asiduo, solia serlo.

Ahora me siento mucho mejor y obvio también estoy haciendo algo para arreglar lo de mi sobrepeso [aunque estos últimos días, eso me ha costado mucho más trabajo que controlar el vicio del cigarro].

¿Mencioné que apenas tengo 30 años para andar padeciendo estos problemas? :-(

Es tarde y la cama me llama... Buenas noches a todos [si es que alguien aún lee esto].