22 abril 2009

Cuando conocí a Martín, recuerdo como me quedaba con cara de "WTF?" cuando me decía que ya tenía sueño como a eso de las 9-10 de la noche y obvio yo con la mera juventud en mi ser no lo entendía.
Ahora, ya tengo la misma edad que tenía él cuando nos conocímos y estos dos últimos días me ha dado un sueño horrible tipo a las once de la noche [yo siempre me duermo mínimo a la una de la mañana]. 
Osea, tomalá juventud marchita y otoñal [simón, me gusta ser un poco dramático].

Seguro es sólo una etapa y pronto regresaré a mis hábitos de vampiro.

Ahhh y el fin de semana pasada nos largamos a Coachella  :-D


3 comentarios:

BRENDAH dijo...

partyson

[ Fhernando Hurtado ] dijo...

fabu fabu fabu

Marcos Legaspi dijo...

no sientes que fue uno de los mejores Coachellas?

P.S "marchita y otoñal" jajaja que risa.